Cuáles son las principales ventajas de las casas prefabricadas

casas prefabricadas

La construcción de casas prefabricadas o modulares está en auge en el mercado, por representar una alternativa residencial muy económica, y de la misma calidad y durabilidad que las de tipo convencional. Las razones son varias y de bastante peso, lo cual justifica esta preferencia, entre ellas cabe destacar su bajo coste, la rapidez de construcción y su sostenibilidad respecto al medio ambiente.

Aunque hay varios tipos de materiales que se utilizan para levantar este tipo de viviendas, las casas prefabricadas de hormigón se posicionan como una categoría de lujo, no solo por la calidad que representa este material, sino también porque permite levantar proyectos con un aspecto más pulcro, líneas modernas, y estilos actualizados y elegantes. 

Por otro lado, una de las principales ventajas que representan este tipo de modelo constructivo es el aislamiento térmico que se logra obtener en toda la vivienda una vez culminada, así como también se reduce la huella ecológica de impacto negativo en el proceso de levantamiento. 

Pero veamos en detalle cuáles son las principales ventajas que revisten este tipo de viviendas y por qué cada vez más familias españolas las prefieren en relación con el modelo de construcción tradicional.

Construcción más rápida 

Las casas modulares se construyen en talleres o fábricas, no en el terreno, lo que permite generar trabajos simultáneos de obras y de cimientos. Esto, sin lugar a dudas, agiliza el tiempo invertido en los trabajos y el proyecto en sí, pudiendo reducir hasta casi la mitad los plazos de entrega, si se compara con la construcción de casas tradicionales. 

Es posible obtener una vivienda prefabricada en un plazo de unos 5 a 6 meses, sin retrasos, dependiendo del fabricante. El hecho de llevar a cabo trabajos de fabricación bajo techo evita retrasos por mal tiempo y se disminuye el riesgo de robo de material en el terreno, entre otros aspectos que deben estar previstos en las construcciones convencionales. 

Es un proyecto más barato y sin sorpresas

Uno de los mayores temores al comprar un proyecto de construcción de vivienda tradicional es el dinero que hay que dejar para “imprevistos”. Nunca se sabe qué circunstancia puede presentarse que requiera un gasto adicional al establecido en un principio. Con las casas modulares esto no sucede, se establece un precio para el proyecto y ese es el definitivo. 

Esto es posible por la misma razón anterior, al ser la casa construida en una fábrica se tiene un mayor control del entorno que en una obra convencional. Estos mismos controles permiten planificar con mayor precisión la cantidad de materiales a utilizar, así como otros aspectos. De esta manera, no solo estarás garantizando un precio fijo, sino que también será posible abaratar costes y que la vivienda sea más barata. 

Aplicación de métodos y sistemas sostenibles

Las casas modulares, además de reducir la demanda de materia prima y energía, constituyen un buen espacio aislante que permite ahorrar costes en gastos de electricidad cada mes. Gracias a los materiales de fabricación, y a su proceso constructivo y las estructuras, son espacios mucho más frescos en verano y que resguardan el calor durante las épocas de frío, permitiendo así controlar el consumo de energía eléctrica por la puesta en funcionamiento de aparatos climatizadores como aires acondicionados y calefacción. 

Por otro lado, es importante destacar que al ser fabricadas fuera del terreno, se reduce el impacto ambiental en el entorno de la obra. Gracias a la planificación constructiva se puede reducir la cantidad de vehículos y la maquinaria que debe desplazarse al lugar durante una construcción tradicional. Además, se concibe como un ambiente de trabajo mucho más seguro para los trabajadores involucrados. Al tratarse de una fabricación en interiores, disminuye el riesgo de accidentes, peligros ambientales, entre otros.

La personalización

Finalmente cabe destacar la ventaja de poder personalizar una vivienda modular según los gustos y preferencias de cada futuro propietario. Este modelo constructivo se ha convertido en el predilecto de muchas personas que desean levantar una vivienda de lujo en las afueras de las grandes ciudades. Su aspecto final y calidad en general son unas de las características más resaltantes que permiten que así sea.

Comments are closed.