Alquila un barco en la Costa Brava

Tendencias: Alquiler de barcos en la Costa Brava

¿Te has planteado el alquiler de barcos en la Costa Brava? ¿Te imaginas navegar acompañado de los tuyos… y siendo tú mismo el patrón de la embarcación? ¿O simplemente disfrutar la experiencia mientras otro lleva el timón?

La Costa Brava considerada una de las costas más bonitas del litoral Mediterráneo español. Su fácil acceso la convierte en un destino ideal para diversas actividades náuticas, deportivas, y de relax únicas.

Alquiler de yate en la Costa Brava
SONY DSC

Además, podrás disfrutar de su gastronomía, con creaciones deliciosas como el arròs a la cassola (arroz a la cazuela), el marisco del Tastet de mar de Torroella de Montgrí, el pescado de roca de Begur o los erizos de mar de Palafrugell.

Para los postres, un vasito de la dulce garnacha para acompañar creaciones de repostería como los buñuelos, los flaones o cocas de chicharrones.

Los rincones de la Costa Brava

Viajar en barco siempre tiene un encanto peculiar y en ocasiones nos permite llegar a rincones que de otra manera sería imposible explorar.

Alquilando un barco tú puedes decidir dónde ir o cuánto tiempo pasar en un lugar determinado, los cual es un sueño para cualquier viajero amante del mar. Por eso el alquiler de barcos en la Costa Brava es una excelente opción.

Al alquilar un barco en la Costa Brava, es recomendable la Cala Futadera, situada entre dos destinos muy bonitos: Tossa del Mar y Sant Feliu de Guíxols.

Pueblo de inspiración romántica, Tossa es de arena fangosa y fácil fondeo, siendo al abrigo de los vientos predominantes. En Sant Feliu no es posible fondear, pero hay un buen puerto para recalar en este pueblo mediterráneo glamuroso.

Lógicamente la mayoría de los mortales no tenemos barco, pero tampoco tenemos ni idea de cómo llevar uno (y de hecho es algo que jamás habría que intentar hacer a menos que se tenga la preparación necesaria). Quizás por ello muchos viajeros no se plantean la posibilidad de alquiler de barcos en la costa brava y prefieren alquilar pisos.

Disfruta de las calas gracias al alquiler de los barcos

Las calas que existen en los distintos puntos de la Costa Brava, son realmente maravillosas. Se trata de espacios de mayor privacidad y aglomeración reducida que ofrecen un plus de tranquilidad para quienes las visitan.

Gracias a los barcos, es posible acceder a ellas, ya que en muchas ocasiones no es posible por razones de seguridad.

Para alquiler de barcos en la Costa Brava, basta con acudir a la web y decidir el número de días, teniendo en cuenta que cuantos más días se alquile, mayor descuento existirá.

El precio variará dependiendo del mes en el que se alquile. Así, en julio y agosto tiene un precio diferente al resto de los meses del año. Además, también permiten el alquiler de veleros.

Alquiler de velero en la Costa Brava

Debido a la localización en la que se encuentran estas preciosas calas, se puede disfrutar de gran cantidad de características de ellas.

No solo hay que destacar las aguas cristalinas y la arena fina que tienen, sino que la vegetación que existe en ellas también es un punto a destacar.

El mar Mediterráneo que acompaña a esta vegetación, hace que siempre se encuentre con una alegría especial y sobre todo, aviva la zona. Por ello, es una oportunidad estupenda para poder tomarse distintas fotografías y compartirlas en las redes sociales.

¿Qué necesito?

Hay que tener en cuenta que para navegar es necesario disponer del título de Patrón de Yate (PY). Con el título de Patrón de Yate se pueden gobernar embarcaciones de recreo a motor de hasta 24 metros de eslora, a una distancia de hasta 150 millas náuticas en paralelo a la línea de costa.

Toda esta documentación queda recogida en la Tarjeta Marítima, con una vigencia de 10 años, a renovar con el certificado médico (5 años para mayores de 70).

Si desea obtener las titulaciones náuticas oficiales tenga en cuenta que la Licencia de Navegación se obtiene fácilmente asistiendo a un curso de 6 horas. Para los otros títulos hay que ir a examen.

Hay que tener en cuenta que suelen haber unas 12 convocatorias de examen anuales para el PNB y PER, mientras que para obtener los títulos de Patrón de Yate solo suelen haber unas 3 convocatorias de examen al año.

¿Y si no se dispone de ningún título?

Muchas compañías ponen a su disposición la oportunidad de contratar los servicios de un patrón profesional que acompañen a la tripulación en su ruta por el mediterráneo.

También es una muy buena opción para quienes deseen disfrutar de la navegación lejos del timón y junto a sus compañeros de viaje.

Recomendaciones

Tenerle respeto al mar y revisar la previsión meteorológica.

Para disfrutar de la navegación es fundamental contar con un tiempo agradable.

Si la previsión no es buena o hay riesgo de tormentas es preferible aplazar la travesía hasta que la meteorología acompañe.

Siempre es conveniente contar con algo de ropa de abrigo por si el tiempo cambia y para protegerse del viento en alta mar.

Así como se debe avisar a gente en tierra de la salida por si fuese necesario que alerten a los servicios de salvamento.

Conocer la embarcación y respetar sus capacidades.

Es fundamental no superar el número máximo de tripulantes permitidos en la embarcación y tener en cuenta las recomendaciones sobre la distribución de pesos de forma adecuada para que no afecten a la navegación o estabilidad de la embarcación.

Llevar suficiente agua a bordo.

Es vital asegurarse de que se cuenta con suficiente agua potable o bebidas isotónicas a bordo para todas las personas embarcadas. El mar es imprevisible y hay que estar preparado por si el paseo se alarga

Atención a la protección solar.

Hay que tener en cuenta que en alta mar es si cabe aún más imprescindible. Para evitar posibles insolaciones y quemaduras hay que llevar cremas de alta protección, gafas de sol y gorra o sombrero con el que cubrir la cabeza de los tripulantes.

Botiquín básico y pastillas contra el mareo.

También es importante comprobar que la embarcación cuenta con un botiquín con los elementos básicos de primeros auxilios, así como pastillas contra el mareo para poder evitar vómitos y pequeños percances a bordo.

Siempre debe haber alguien a bordo.

Uno de los mayores placeres de la navegación es disfrutar de un baño en alta mar o en una cala. Pero hay que prestar atención a que siempre haya alguien a bordo y contar con una escalerilla o cuerda que ayude a subir de nuevo al barco.

Evitar los abusos para asegurarse la diversión.

Es totalmente desaconsejable fumar en el interior del barco para evitar riesgos de incendio, entre otras razones. Sólo se permite encender cigarrillos en cubierta y se debe recordar que las colillas nunca deben tirarse al mar.

Asimismo, hay que controlar que el consumo de alcohol no cause situaciones desagradables, ni ponga en riesgo al barco o al resto de la tripulación.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>